caracola. f. Concha de un
caracol marino de gran tamaño,
de forma cónica, que, abierta por
el ápice y soplando por ella produce
un sonido como de trompa.
número 7 | noviembre 2005
 
  el sumario
 
 

Lisboa, la ciudad más triste y bella de Europa
Por MANUEL MATEO PÉREZ

México DF. El azogue perdido y enterrado
Por EVA DÍAZ PÉREZ

Los caminos tibetanos del mediodía
Por ALMUDENA TROBAT

   
   
  el archivo
 
  feed back
   
  los enlaces
   
  lacaracola@tintablanca.es
   
EL EDITORIAL / 7
 
Este mes de diciembre las estanterías y mesas de las librerías están atestadas de novedades. Es difícil de esta forma separar la paja del trigo, hallar lo bueno de lo malo, lo sublime de lo mediocre. Pero quizá una de las más deliciosas liturgias en el espacio físico de la librería sea la pérdida de la noción del tiempo, la estancia prolongada y sosegada ojeando portadas y leyendo solapas, introducciones y primeros capítulos. Este mes en que nos hacen por obligación sucumbir a la compra desmesurada la librería puede constituir un grato refugio. Incluso una manera más honrada que otras de gastar nuestro dinero.
En La Caracola de TINTA BLANCA nos hemos propuesto pedir asilo en nuestras librerías preferidas. Por ello nuestros autores han querido con sus textos contribuir al homenaje del papel y la tinta con unas líneas que bucean por las procelosas y vivificantes aguas de la literatura de viajes. Eva Díaz Pérez nos vuelve a invitar a recorrer sus “Cartografías Urbanas”, esta vez en la ciudad de México DF, una ciudad desmesurada y fascinante donde la poesía pende en cada esquina colonial. Manuel Mateo Pérez ha viajado hasta Lisboa para descifrar las claves de la “saudade”, mientras que Almudena Trobat ha subido hasta las Alpujarras de Granada en busca del primer centro budista de España. Este mes La Caracola de TINTA BLANCA es más espiritual que nunca. Estamos en Navidad. Felices días.


Pulsa aquí para ver la imagen ampliada
Tarde en la Alhambra
Autor: David Padilla
El Caminante, Suplemento
de Turismo y Viajes de
El Mundo de Andalucía